Gestión de Talento Infografía

Las Soft Skills, una oportunidad frente la IA y automatización

Conoce cómo RH puede convertir a las habilidades sociales en su mejor aliado.

Las habilidades blandas o Soft Skills son competencias como la adaptabilidad, la creatividad, la capacidad de aprender en el trabajo, el pensamiento crítico, el trabajo en equipo, tener una mentalidad global, o la inteligencia emocional.

Si de algo estamos seguros es de que el proceso de reestructuración de una gran cantidad de industrias, compañías, y trabajos, continuará debido al impacto de tecnologías como la automatización y la IA.

La tendencia prevaleciente es que la IA puede resolver problemas de manera asertiva y rápida, lo que nos obliga a mejorar nuestra diferenciación y empleabilidad: esto puede lograrse al enfocarse en el trabajo y las funciones que la IA no puede hacer, en particular, las que requieren de creatividad y habilidades interpersonales.

De acuerdo con LinkedIn, el 92% de los reclutadores valoran las habilidades blandas al igual que las habilidades duras, o incluso les dan una mayor importancia. Sin embargo, solo el 41% de los reclutadores cuenta con herramientas adecuadas para medir las Soft Skills.

El problema está en que los entrevistadores no saben a ciencia cierta cómo medirlas: por lo general, dependen de preguntas basadas en el comportamiento y en las observaciones del lenguaje corporal de los candidatos.

%

Siguiendo a LinkedIn, el 68% de los reclutadores juzgan las habilidades blandas de los candidatos mediante la observación durante las entrevistas. Por esta razón, es necesario desarrollar métricas formales, basadas en la resolución de problemas, y/o los simulacros virtuales que evalúen las habilidades de comunicación, liderazgo, y colaboración.

El reclutador es el responsable de las habilidades sociales en una empresa

Las organizaciones siguen reclutando candidatos con base en sus competencias técnicas, pues muchas veces no saben cómo medir las habilidades blandas. No obstante, es un hecho que es más fácil adquirir las habilidades técnicas por medio de la capacitación, que desarrollar las habilidades sociales: el reclutador debe ser sensible a las tareas y funciones de cada puesto, y a las necesidades de los clientes.

Algunos reclutadores buscan evaluar la personalidad de los candidatos en una entrevista, sin embargo, este tipo de mediciones no permiten realmente valorar las Soft Skills de un candidato.

3 consejos para los reclutadores

1. En un inicio, se debe filtrar a los solicitantes para garantizar que cumplan con los requisitos mínimos para un puesto, y luego buscar las habilidades deseadas.

2. Para afinar la adquisición de talento universitario, lo mejor es aplicar a los candidatos una evaluación específica de sus Soft Skills: de este modo su formación podrá centrarse en los procesos técnicos de la organización.

3. Para contratar a un candidato es necesario tener claro cuáles son sus fortalezas y debilidades frente a la IA.

La medición de las Soft Skills es el mejor aliado

Los reclutadores enfrentan día a día la escasez de talento, las tasas bajas de desempleo en ciertos sectores, y los obstáculos creados por prejuicios acerca de los requisitos educativos y los años de experiencia.

No obstante, la lucha por los mejores talentos no debe limitarse a cumplir con los requisitos de cada puesto: debemos abrirnos a los candidatos que quizá no los cumplan totalmente, pero que tienen un alto potencial de desarrollo profesional.