Gestión de Talento Infografía

San Valentín y RH

Romance en la oficina
7 puntos para implementar una política de romances en la empresa

%

De los empleados admitió haber tenido una relación sentimental en el trabajo.

(Encuesta Nov 2017)

De empleadores solamente tiene reglamentación de cómo abordan el tema del romance en el lugar de trabajo.

(SHRM)

%

Ventajas a considerar de una política de romances

  • Los supervisores se sienten mejor al saber que hacer en dichos casos. Aunque algunos líderes no desean estar vigilando esta situación.
  • Los empleados sabrán lo que se espera si deciden involucrarse en un romance.
  • Dicha política demuestra esfuerzo de buena fe de un empleador para cumplir con las leyes de acoso sexual.
  • Una política bien pensada pueden disuadir a los empleados de mentir sobre cuestiones del corazón.
  • El esconder una relación romántica puede ser estresante.

Estos son los 7 puntos a considerar

1.- Incluir cualquier restricción, desde si se prohibirán las relaciones entre empleados y jefes directos o entre colegas del mismo departamento.

2.- Requisitos para que los empleados informen sus relaciones de trabajo a un supervisor o representante de RH.

3.- Las dos partes firmen un acuerdo de relación consensual, y reconocen que la relación social entre ellos no viola la política de acoso sexual de la empresa, además que la celebración de la relación social no se ha convertido en una condición ni en un período de empleo.

4.- Especificar cuáles serán las consecuencias de la falta de adherencia, al no firmar o informar, de las amonestaciones por disciplina e inclusive la terminación.

5.- Comunicar las expectativas de conducta, como desalentar a parejas en demostraciones públicas de afecto y el mantener confidencialidad de la información de la compañía.

6.- Destacar los posibles problemas que pueden derivarse de las relaciones en el lugar de trabajo, como el acoso sexual, y el cómo denunciar las quejas.

7.- Incluir una sección en la que el empleado reconozca revisar la política.

Solicite asesoramiento legal para revisar su política de acoso y relaciones, y luego deje que las flechas de Cupido caigan donde puedan.