Infografía Management Liderazgo

Evaluación de rendimiento: Cómo mejorar la participación

Conoce cómo aumentar la participación y eficacia de las encuestas de rendimiento.

Es común que durante los últimos meses del año se lleven a cabo encuestas de evaluación, pero, ¿qué puede hacer RH para aumentar la eficacia de estas?

Una actividad que pocos disfrutan

En ocasiones puede ser difícil conseguir que los empleados completen las encuestas de participación: tales evaluaciones pueden desencadenar momentos en los que se exprese la tensión acumulada durante el año.

Dos sesgos que es necesario combatir

  • La forma en que las encuestas son aplicadas puede tener fallas que impidan a RH comprender los verdaderos sentimientos de los empleados acerca de la empresa.

Los empleados satisfechos y los de alto rendimiento no contestan

  • Esto puede deberse a que están muy ocupados, no encuentran motivos para hacerlo, o bien no se toman el tiempo para completarlas.
  • Es importante verificar la participación de todos: la mayor parte de los datos importantes proviene de empleados inconformes o de rendimiento medio a bajo.

Los empleados no creen en el anonimato y tienen miedo a las represalias

  • Este es un asunto relacionado con la ética y confianza en RH, pues si realmente se quiere saber quién dijo qué, la mayoría de las tecnologías permiten saberlo: todo se reduce a la confianza en última instancia.

4 acciones de RH para aumentar la confianza

El objetivo de las encuestas debe ser abordar el descontento de los empleados, por lo tanto, se necesitan respuestas honestas

  • Garantizar que no habrá represalias por decir la verdad.
  • En lugar de hablar de anonimato, es mejor enfatizar la confidencialidad de la encuesta.
  • Atender adecuadamente las preocupaciones acerca de que la información demográfica proporcionada no se utilizará para vincular las respuestas a empleados específicos.
  • Apoyarse en proveedores externos.

RH no debe darle tanto poder a las encuestas

  • Es necesario combatir la mala costumbre que tienen algunos líderes de esperar hasta que se realiza una evaluación para atender los problemas, a pesar de conocer los incidentes cotidianos de la empresa.
  • Las encuestas son un sustituto muy pobre para la comunicación diaria cara a cara: RH debe consultar a la fuerza laboral y planear su estrategia de comunicación durante todo el año.
  • Cuando los líderes se enteran de los problemas a través de las encuestas, su percepción puede estar alejada de la realidad y puede manifestarse en reacciones como la negación o en hacer propuestas que no solucionan los problemas.
  • Una encuesta será exitosa si, y solo si, los gerentes se esfuerzan en realizar los cambios necesarios a partir de los resultados obtenidos por la encuesta.