Management Liderazgo

6 pasos para responder de manera efectiva ante un despido

Responder de manera efectiva ante el despido
Se presentan los pasos recomendados ante un despido, tales como el prepararse, no hacer daño, tener seguridad, restaurar las cosas, informar y participar.

Una separación o despido conduce a la pérdida de tiempo de trabajo e ingresos: puede destruir las relaciones con los clientes y dañar la imagen de una empresa. Una mala respuesta ante esta situación puede costarle la confianza de su equipo, dañar la moral y el compromiso de los empleados.

Estos son los pasos para ayudar a las empresas a responder de manera efectiva ante despido en el lugar de trabajo:

1. Prepararse.

Asegúrate de que los gerentes conozcan las pautas corporativas y el protocolo para responder ante un despido. Asimismo, asegúrate de que los gerentes conozcan y hayan marcado adecuadamente sus líneas de propiedad, y de que tengan los cronogramas, las listas, y otros documentos confidenciales a resguardo seguro.

2. No hacer daño.

Una interrupción en el lugar de trabajo puede generar un mal clima emocional: es parte de la naturaleza humana para los líderes el tratar de defender la reputación de la compañía y del equipo que les importa. Los líderes deben aprender a mantener la calma y a resistir el impulso de debatir o luchar durante una interrupción en el lugar de trabajo.

3. Seguridad ante todo.

RH debe asegurarse de que todos los empleados, clientes y manifestantes permanezcan seguros, al mismo tiempo deben protegen la propiedad de la empresa.

4. Restaurar.

Una vez que los manifestantes se van, es importante restablecer las cosas de la mejor manera posible, para volver a un estado normal. Los empleados y clientes a menudo serán sacudidos por un evento de este tipo: habla con ellos y hazles saber lo que estás haciendo para que las cosas vuelvan a funcionar como siempre.

5. Informar.

Documenta todo lo que sucedió en detalle: consulta a tu abogado laboral acerca de las implicaciones legales de la protesta.

6. Participar.

El paso más importante en el proceso, y el que más se pasa por alto, es involucrar a los empleados y clientes después de la interrupción. Permíteles compartir cualquier inquietud que puedan tener. Hazles saber lo importantes que son para la organización, y utiliza esta experiencia compartida como una forma de aumentar la conexión entre todo el personal.