Gestión de Talento Infografía

6 formas de combatir el aislamiento laboral

6-formas-combatir-aislamiento-laboral
Ante la abrumadora dependencia tecnológica los encuentros cara a cara se han reducido en los centros de trabajo. Se recomiendan las siguientes acciones para combatir la soledad en el trabajo.

Gracias a la tecnología, cada vez se pierde menos tiempo en conversaciones cara a cara. No obstante, es muy probable que los empleados solitarios sean menos productivos y menos comprometidos con la empresa.

La tecnología, las redes sociales, y las interacciones personales de los trabajadores han creado la ilusión de conexión; pero la realidad es que nos sentimos cada vez más desconectados y aislados, y más solos que nunca.

1. Programar reuniones.

Para dar avisos evite hacerlo por correo electrónico: es preferible juntar a todo el personal de la oficina para que puedan escuchar y escucharse en una reunión.

2. Desarrollar relaciones sólidas entre los equipos.

Por medio de actividades de integración, procurando usar la tecnología como un puente en lugar de una barrera para la comunicación entre las personas.

3. Contratar empleados con una personalidad agradable.

Que sean agradables, que estén abiertas a los comentarios, que les sea fácil relacionarse, y que tengan una actitud positiva y buenas habilidades para el trabajo en equipo.

4. Fomentar entrevistas en persona.

De este modo es posible ver el lenguaje corporal de las personas y cómo reaccionan manejan: las entrevistas en video o por teléfono nunca podrán reemplazar esto.

5. Equilibrio constante entre el trabajo remoto y los contactos personales.

Se habla de los aspectos positivos del trabajo a distancia, de la libertad y la flexibilidad: su lado negativo es el aislamiento, pues la comunicación personal importa.

6. Busque el apoyo de líderes empresariales para fomentar conexiones personales significativas.

Los líderes necesitan conocer a sus empleados a nivel personal. Por ello son útiles las actividades de formación de equipos, los eventos sociales, y los “lugares” de trabajo virtuales que permiten trabajar en equipo desde ciudades diferentes.

Fuente: SHRM