Infografía Management Liderazgo

6 cambios laborales que ocurrirán en los próximos 10 años

6 cambios futuro management
El uso óptimo de la tecnología, la adquisición de nuevas habilidades. RH debe concentrarse en el entrenamiento, el aprendizaje a la medida, y mucho más en un mundo sin fronteras laborales, rodeados por la tecnología y la inteligencia artificial.

1. Adiós a los mandos intermedios.

  • Las funciones de recopilación de datos, la supervisión de acciones y su cumplimiento tenderán a ser automatizadas.

2. La tecnología evaluará cuándo las personas deben descansar.

  • Será posible saber cuándo las personas han trabajado demasiado y deben recargarse. Esto se conseguirá monitoreando sus biorritmos, necesidades nutricionales y de ejercicio.

3. El uso óptimo de la tecnología requerirá una mayor profesionalización y la adquisición de nuevas habilidades.

  • Esto implica que una proporción creciente de empleos tendrán como requisito la educación de posgrado. RH debe concentrarse en el entrenamiento, el aprendizaje a la medida, las habilidades nuevas y los hackathons, para que los empleados aprendan y reaprendan constantemente.

4. Sin fronteras laborales, rodeados por la tecnología y la inteligencia artificial.

  • Los empleados podrán trabajar y hablar con los miembros de su equipo en diferentes idiomas e interactuar con distintas culturas por medio de la utilización de avatares, software de lenguaje, interfaces conversacionales y traducción en tiempo real.

5. El talento buscará un trabajo que le proporciones un sentido de vida.

  • Las empresas inteligentes se harán atractivas no sólo por el dinero, sino también por ofrecer a sus empleados la oportunidad de tener un impacto socialmente significativo a través del trabajo que realizan. RH debe alentar a los empleados a compartir sus historias personales, experiencias y sus éxitos en diversas causas sociales.

6. Desequilibrio social.

  • A medida que la tecnología cierra la brecha geográfica entre las personas, introduce grietas en las relaciones y las culturas. La distribución remota del trabajo implica que muchos empleados no construirán relaciones sociales en su lugar de trabajo, lo que generará problemas de desconexión a nivel personal y de soledad.