Infografía Tendencias RH

5 lecciones del deporte para aplicar en el trabajo

5-lecciones-deporte-aplicar-trabajo
Saber cuáles lecciones del deporte se pueden aplicar en la vida laboral.

1. No hay sustituto para el trabajo duro:

  • El rendimiento en el deporte es crítico: el acondicionamiento obtenido en las sesiones de entrenamiento, e incluso antes, es lo que ayuda a los equipos a competir y tener éxito en los más altos niveles.
  • La capacitación de los empleados no es solo un ejercicio de incorporación: debe ocurrir con regularidad y centrarse en lo que se requiere para cada trabajo. Es necesario saber cómo se relaciona un trabajo con otro, observar las dificultades para el desempeño, y hacer los preparativos y ajustes para los procesos siguientes.

2. Un equipo no necesita estar compuesto de estrellas para ganar:

  • En todos los deportes de equipo uno o dos jugadores no ganan por sí solos los grandes campeonatos.
  • Del mismo modo, no se puede esperar que uno o dos empleados de alto nivel carguen siempre con la responsabilidad en su organización o empresa.

3. Se tiene una sola meta: el campeonato

  • Un barco no puede avanzar si las personas reman en direcciones diferentes y a destiempo: para completar con éxito un plan de juego los jugadores deben comprenderlo y seguirlo al pie de la letra.
  • Es igual de importante que cada miembro del equipo entienda, haga suya, y actúe de acuerdo con la visión del equipo: para que esto ocurra la visión debe siempre estar bien diseñada y deber ser comunicada y reforzada claramente.

4. Un buen entrenamiento es vital:

  • Piense en cómo se conforman los cuerpos técnicos en el futbol americano: entrenador de defensa, ofensiva, pateadores, equipos especiales, etc. Cada uno tiene sus propias responsabilidades y cada uno evalúa su propio talento, ayuda a preparar a los jugadores para hacer sus respectivos trabajos, hace los ajustes necesarios y es responsable del éxito y de los fracasos de su unidad frente al equipo.
  • Para que una organización tenga éxito año tras año se necesita un entrenamiento eficaz: un entrenamiento efectivo implica comprender las responsabilidades de cada puesto y cómo se relacionan con las demás áreas. También implica evaluar las fortalezas, debilidades, y el potencial de cada miembro del equipo, de acuerdo con un plan diseñado para que el miembro del equipo crezca en la posición que ocupa.

5. Perseverancia después de la decepción:

  • No hay equipo ganador que no haya experimentado más de una decepción: la clave del éxito no reside en las fallas pasadas sino en comprender lo que salió mal, hacer los cambios necesarios, y prepararse mejor para los desafíos futuros.
  • Cada organización tiene pérdidas inesperadas y otras decepciones: las empresas verdaderamente exitosas aprenden de estas experiencias y siguen siempre adelante.

Fuente: SHRM