El silencio no siempre es de oro en la época de pandemia

Las marcas empleadoras teniendo la información y estrategia clara para la actividad de atracción de talentos pueden actuar adecuadamente frente a una crisis como la del COVID-19 y mantenerse a un paso adelante mientras que también se planifica para los impactos a largo plazo. 

Mientras en otras organizaciones se enfocan a dar respuestas a clientes y al impacto en los productos, las ventas, las tiendas, u otros efectos inmediatos; la contratación y el talento a menudo dejan de ser prioridad, esto no implica que no se puede considerar los impactos de las actividades y respuestas que den los integrantes del área Recursos Humanos a los candidatos a contratar.

Si en la organización hay un congelamiento de contrataciones o con muchos procesos activos de contratación, se pueden aprovechar las comunicaciones y la misma marca empleadora para demostrar cuidado, consideración y compromiso. 

Esto es una oportunidad para tomar acción desde los nuevos trabajadores home office, a la contratación de gerentes, a los candidatos que están en procesos abiertos, para entender, evaluar y actuar en sus necesidades.

Los candidatos son más reacios a dar un paso en su carrera en tiempos turbulentos, y al ser el primero, como empresa, en comunicarse con ellos durante este tiempo, mantenerlos interesados y comprometidos, y mostrar que se está haciendo un esfuerzo por atenderlos, se obtendrá una ventaja competitiva.

Es clave hacer sentir a los candidatos que las acciones que la empresa toma para con ellos, también son importantes como las aplicadas a sus clientes y trabajadores. 

El silencio no siempre es de oro, las empresas tienen la oportunidad de mostrar autenticidad y transparencia no ignorando o esperando a ver si afectará a sus candidatos, seguramente los candidatos compartirán historias de silencio o promesas no cumplidas, y también, todo lo contrario.

Las decisiones que se tomen ahora sobre cómo manejar a los candidatos, las etapas de proceso y la marca empleadora, tendrá un gran impacto en los resultados de atracción de talento del futuro inmediato post COVID-19.