La subcontratación ante la crisis

Ante la pandemia del COVID-19 y la Declaratoria de Emergencia Sanitaria, TallentiaMX explica la importancia de la subcontratación en el contexto de la crisis; y es que este modelo de administración permitirá la gestión eficaz de diversos empleos emergentes que se requieran para paliar esta crisis.

Tan sólo en el sector salud, por ejemplo, será necesario reclutar médicos, enfermeros, ofrecer capacitaciones y asegurar que todos los mexicanos cuenten con atención médica de calidad.

Son las empresas dedicadas a la administración responsable del talento humano, las que cuentan con conocimientos e infraestructura para garantizar que contratar dichos servicios no constituirá un obstáculo para México, y que los trabajos temporales son capaces de cumplir adecuadamente con todo lo que las leyes señalan.

Por otro lado, existen numerosos sectores en los que la tercerización será utilizada intensivamente en las próximas semanas para salvar vidas.

Este sistema, además, es clave para el impulso del empleo. Más de 8 millones de mexicanos son subcontratados; es justo en este momento en el que deben recibir protección, de lo contrario, se promoverá el desempleo, la informalidad, la falta de seguridad social y, en caso extremos, la criminalidad.

La subcontratación también jugará un papel fundamental para combatir la informalidad laboral.

La contingencia del COVID-19 causará desempleo e informalidad; es justo en esa etapa de recuperación en la que entra este sistema ya que, según datos del INEGI y del COLMEX, esta actividad ha reducido la informalidad del 33% al 22% en diversos sectores económicos.

Esta figura, precisamente, permite que en épocas de crisis a las empresas les sea viable subcontratar personal, al cual se le brinda seguridad social y un salario digno.

Cuidar a los sectores más vulnerables de la población es todo un reto para México. En el país, la subcontratación emplea a más de 2 millones de jóvenes, cerca de 4 millones de mujeres y más de 1 millón de madres solteras. Impulsar este modelo contribuye a que en los próximos meses estos sectores se encuentren protegidos.

La Organización Internacional del Trabajo ha señalado que debido al COVID-19 se perderán cerca de 25 millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

Para México, las estimaciones de dicha organización son de 7.4 millones de empleos perdidos.

Por lo tanto, ahora más que nunca las autoridades deben cerrar filas para cuidar y crear empleos; de paso, fortalecer la subcontratación responsable, que abraza en nuestro país a más de 8 millones de connacionales.