Rol estratégico de los gerentes de RR HH en tiempos de Pandemia

Vivimos momentos incertidumbre como no habíamos vivido en la historia reciente, está impactando en todos los ámbitos de la sociedad.

En estos tiempos difíciles e inciertos que genera el COVID-19 la forma de hacer negocios, de relacionarse, de trabajar, los Recursos Humanos son los primeros en acusar recibo, la gestión de personas toma un rol protagónico, motivando, empatizando y manteniendo el compromiso de los trabajadores.

¿Qué hacer si eres el Gerente, Director o Jefe de Recursos Humanos?

  • Averiguar los atributos principales de la empresa. Cuando las cosas se ponen inciertas, hay una tendencia a olvidar lo básico.
  • Al negociar las compensaciones dar prioridad al empleo. Esto permitirá adoptar la estrategia de salvar los empleos y prevenir despidos acordando la congelación de los sueldos y la disminución de las prestaciones, hasta que la crisis pase. 
  • Reducir los costos de nómina. Puede hacerse mediante la introducción de políticas flexibles de horas de trabajo, trabajo desde casa, reducción de días laborales, despidos temporales, subcontratación de procesos o servicios in-house, reubicación en otras oficinas y años sabáticos. Siempre dentro del marco de la legislación vigente.
  • Estructurar la nómina de recursos humanos. Esto significa el aumento del número de empleados a tiempo parcial en comparación con empleados a tiempo completo.
  • Mantener la transparencia. Cuando hay crisis lo mejor es ser franco.
  • Fomentar la innovación sin obstaculizar los esfuerzos realizados para la reestructuración, remodelación y digitalización del sistema de Recursos Humanos dentro de la organización.  
  • Impulsar la productividad sin aumentar los costos. 
  • Generar informes de evaluación de Recursos Humanos
  • Llevar a cabo los despidos, siendo esto lo último a recurrir. Sólo se debe tener en cuenta después de todos los otros métodos.
  • Mantener la equidad, si al final se tiene que despedir gente, hacerlo con un trato igualitario. 
  • Empatizar con las personas de la organización tratando a los trabajadores que se van con el mismo respeto y atención como cuando se integraron a la empresa. 

Ahora es el momento en que el Gerente de Recursos Humanos diga, “esto es lo que pensamos y estas son las políticas y estrategias que creemos que deben ser implementadas”.