El pensamiento disruptivo para romper patrones en RRHH

Urge a los ejecutivos de RRHH ver el mundo de manera diferente.

El pensamiento disruptivo fue lo que llevó a una compañía a vender calcetines de tres en tres, en lugar de pares. Los ejecutivos de RRHH deben recurrir a esta clase de pensamiento, más ahora que nunca, pues si conducen a sus organizaciones a abrazar culturas de innovación bajo la idea de que su función principal es hacer que los empleados sean plenos y felices, llegarán a resultados nunca antes pensados.

“El desafío clave para RRHH es liderar el cambio disruptivo”, dijo Williams, autor del best seller Disrupt: pensar lo impensable una transformación en su negocio (Pearson FT Press, 2010).  “…si RRHH va a liderar el cambio disruptivo, tiene que dejar de lado la idea de que es su trabajo que todos se sientan cómodos.”

Obtén datos que sirvan

Si uno consulta con empresas sobre cómo ser más innovadoras, a menudo lo primero que se oye es:

  • «Si pudiéramos conseguir más datos …”

Sin embargo, las ideas verdaderamente creativas rara vez provienen de una investigación de mercado exhaustiva.

  • «Nunca he visto análisis de datos que lleve a la innovación». A lo sumo, puede conseguir el 50 por ciento del camino.

No se sugiere tampoco invertir millones en cada plan descabellado.

  • «La disrupción por el bien de la disrupción es realmente molesto para todos, tiene que tener valor.»

Con frecuencia ese valor sólo puede ser descubierto después de probar algo nuevo.

  • Eso es lo que la empresa LittleMissMatched aprendió después de que lanzó un nuevo producto extraño que probablemente nunca pudo haber hecho a través de una investigación: calcetines que se vendían en grupos de tres, sin combinar ninguno de ellos.

Qué aprendieron:

  • Que las niñas de 8 a 12 años de edad prefieren cosas que no combinan.
  • De hecho, los calcetines eran tan populares que la empresa pasó a desarrollar una línea completa de prendas de vestir que no combinaban.

Alejarse de la resolución de problemas

¿Qué problema se trataba de resolver vendiendo calcetines de a tres?

  • Ninguno, y eso fue parte de la razón de que la disrupción fue eficaz.
  • El problema con los problemas es que son seductoramente claros, lo que significa que están gritando por obtener atención.
  • Los recursos humanos, como todo el mundo en las organizaciones, pasan la mayor parte de su tiempo centrándose en tratar de arreglar lo que no funciona.
  • Sin embargo, las áreas más ricas para la innovación están en el aparentemente lado intacto, donde nada parece mal.
  • Hay que prestar atención a lo que no es obvio.

Hacer del sentido común menos común

  • Estamos entrenados para pensar en una manera analítica, lineal y lógica. Sin embargo, «el sentido común es la tiranía de las nuevas ideas».

La predilección por soluciones razonables es lo que a menudo lleva a la gente en las empresas lleguen sólo con ideas basadas en lo que ha funcionado antes. 

  • Es fácil ver cómo estas ideas se cuelan. Los líderes apuestan por las ideas que creen que están en lo correcto, y esas son las que tienen que ver más bien con su experiencia.
  • Sin embargo, cualquier organización que abarca solamente ese modo de transición se está poniendo en una situación peligrosa.
  • Se llega a un punto donde no se pueden realizar cambios más graduales, y entonces la empresa puede llegar a estar acorralada en una esquina.

El negocio de alquiler de coches se adelantó en esos pequeños pasos, por ejemplo.

  • Ninguno de los actores en el mercado cuestionó el supuesto de que los coches podrían ser alquilados por menos de un día y sin que el cliente tenga que hacer ningún trámite.
  • Hasta que, por supuesto, Zipcar llegó junto con su modelo de negocio alquiler-por-hora.
  • Capturó suficiente mercado del gigante de alquiler de coches Avis, que al final optó por adquirir la empresa en lugar de competir con ella.

RRHH, su negocio es provocar a los talentos para que rompan con su modelo de pensamiento

  • El método status quo para pensar en nuevas ideas significa tratar de predecir cómo evolucionará el mundo.
  • La manera disruptiva es provocar a la gente en nuevas formas, configurando así el futuro por uno mismo.
  • Tienen que encontrar una manera de incentivar este tipo de pensamiento sin necesariamente darle luz verde a cada nueva idea.
  • Una nueva forma es que RRHH reestructure nuevos modelos de recompensas e incentivos alrededor del esfuerzo en lugar de los resultados.
  • Preocuparse menos sobre su tasa de éxito y más sobre su tasa de experimentación.
  • Después de todo, la invitación es a sugerir, a implementar un buen pensamiento que no se trata necesariamente de estar en lo correcto; se trata de ser eficaz.
  • Eso significa que sólo se tiene que estar en lo cierto una vez.
  • RRHH deberá romper con el pensamiento lineal, un mal que sin duda debe desecharse.

Fuente: http://www.shrm.org/publications/conference-today/articles/pages/masters-series-luke-williams.aspx#sthash.rg6NyVug.dpuf