Gestión de Talento

Las 4 señales para conocer a un candidato que miente

4 señales de candidatos que mienten
El lenguaje corporal y las manifestaciones lingüísticas solo son señales.

Una persona al estar diciendo la verdad puede parecer nerviosa, pero porque considera que no van a creerle los demás. Hay que dejar que el lenguaje corporal sea una guía, pero no es el único medio para fabricar mentiras. Muchos detectives de la policía y fiscales cuestionan presuntos delincuentes bajo el supuesto de que son culpables, los profesionales de RH no son inmunes a esta tendencia. También te puede interesar: Aprende a predecir el comportamiento de tus trabajadores.

«La gente no cede solo por decirlo ‘RH’, debe hacer preguntas abiertas. Escuchar las respuestas y mantenerse en el camino.»

Investigar antes de preguntar

Antes de interrogar debe realizar una investigación sólida en los detalles. Eso puede significar ir a través de libros de contabilidad, e-mails, la historia o videos y sus contextos en redes sociales.

Tres puntos para conocer:
1. El tema que le va a tratar.
2. Sus recomendados.
3. Su estrategia de cuestionamiento antes de tiempo.

Examinar al candidato sin juzgar

Al momento de entrevistar a alguien, «será difícil que no les guste”. Cuestionamiento agresivo y acusatorio, puede ser que sea alguien comunicativo e incluso conducir a una confesión falsa.
Usted requiere información, por lo que necesita que platique y la mejor manera de conseguir es ser amable con ellos. Que la gente cuente su historia, al darles la oportunidad es cuando se puede obtener de la gente la información, hasta la más extraña”.

Un ejemplo interesante: Un empleado de una tienda es sospechoso de malversación de dinero. El interrogador al hacer su investigación, se dio cuenta de que a pesar de los costos del producto son más altos, las ventas parecen anormalmente bajas. Ha revisado los recibos de ventas y analizó imágenes de vídeo del número de transacciones de venta cada día. Pero él sabe que es importante no confirmar las evidencias que se tiene, cuando se inicia el interrogatorio.

En cambio, se debe inicia con una consulta abierta y benigna de:

  • ¿Cómo son las ventas en la tienda?
  • Que vayan a donde quiera ir.
  • Si el empleado dice que todo está bien, ya la fijación de la persona está en que su historia es inconsistente con la evidencia dura que se tiene.

Analizar sus respuestas

Una vez que el sospechoso ha contado su historia, hay que analizarlo. «Los mentirosos no tienen sentido. Sus historias no son tan plausibles, no son tan lógico, se tiene más discrepancias y hay ambivalencias en los detalles.» Las personas que cuentan mentiras tienden a utilizar construcciones pasivas, para que suene incoherente y evadir las preguntas directas cambiando el tema. Las personas veraces describen eventos en formas personales y detalladas. Ellos son más expresivos ya que participan en el proceso de comunicación.

Dudan de si mismos

Si usted tiene razón para sospechar y su investigación que está basada en su examen y análisis de las preguntas, donde el candidato miente, de un paso atrás y trate de hacer desviaciones de su análisis en el que concluya:

  • El nerviosismo puede implicar honestidad.
  • Las emociones no son suficientes para el entrevistador, ya que no sabe por qué alguien está nervioso o enojado o asustado, déjese guiar por la curiosidad. Los mejores detectores de mentiras no son los que creen en su intuición. La mejor gente en estos procesos es porque son curiosos.
  • No se te olvide revisar: Cómo manejar el rechazo de los candidatos

Fuente: SHRM