Employment branding y la pandemia

Durante los últimos meses muchas empresas han hecho públicas las medidas adoptadas para combatir la propagación del virus y los detectados en sus plantillas. Lo hacen por transparencia y responsabilidad corporativa, y porque están conscientes de la importancia del employment branding.

El talento valioso, particularmente la generación millennial, quieren realizarse en las compañías que van más allá del clásico dúo formado por estabilidad y buen salario.

Ellos quieren flexibilidad para compaginar su vida personal con la laboral; planes de desarrollo profesional, la posibilidad de aprender de los mejores. Ahí la importancia de dar visibilidad al talento existente en la organización, y que, por encima de todo, desean sentirse identificados con el propósito y los valores de la empresa en la que laboran.

Miles de personas aspiran a trabajar en ciertas organizaciones porque consideran que son las mejores para trabajar. Por eso, explicar a la sociedad cómo protege la empresa a sus empleados del COVID-19, ratifica que la empresa considera a sus empleados como el centro de la compañía.

Al estar conscientes de que las personas están viviendo una situación donde surgen emociones y pensamientos que se pueden transformar en preocupaciones o cuadros de ansiedad, la salud mental se ve afectada y, con esto, la productividad.

Algunas de las muchas acciones de esta temporada de contingencia de salud que se pueden aprovechar para que redunden en la buena reputación de la empresa, son:

  •       Facilitar guías de recomendaciones para teletrabajar.
  •       Fomentar el uso de metodologías ágiles.
  •       Crear espacios de reuniones sociales virtuales.
  •       Ofrecer contenido sobre ejercicios tanto físicos como de meditación.

Hay numerosas acciones más que facilitarán la atracción de talento externo, y que también ahorrarán mucho dinero a la empresa, se reducirán costos de contratación, formación y absentismo; las negociaciones colectivas serán más sencillas, aumentarán la productividad de los equipos de trabajo y fortalecerá el compromiso de los empleados y mejorará la rentabilidad.