Infografía Management Liderazgo

9 acciones que los empleados sobresalientes evitan en el trabajo

Conoce 9 situaciones que debes evitar si buscas sobresalir de los demás empleados de tu empresa.

Tener alguna de estas actitudes en el trabajo perjudicará tu imagen profesional.

1. Demeritar las decisiones

Si otra persona es asignada a un proyecto o un puesto en el que estabas interesado, pregunta cuáles fueron las bases para la tomar esta decisión: esto te permitirá saber con detalle qué habilidades necesitas mejorar.

2. Resistirte al cambio

Creer que las cosas no van a cambiar porque siempre se han hecho de la misma manera demuestra poca capacidad de resiliencia.

3. Deteriorar tu credibilidad

Utilizar frases como “creo que, quizás, esta es una idea tonta” o “voy a hacer una pregunta estúpida” debilitan tu imagen profesional: exhiben una falta de confianza en ti mismo.

4. Decir "esto solo tomará cinco minutos"

Al decir frases como esta das la impresión de hacer las cosas con demasiada prisa o con descuido: siempre es preferible decir “no tomará mucho tiempo”.

5. Acusar a algún compañero de incompetente

Hablar mal de tus colegas da una muy mala imagen de ti: la mejor opción es ayudar a ese compañero o hablar de manera privada con quien sea la persona responsable, sin hacer críticas o señalamientos en público.

6. No realizar un trabajo porque no te corresponde

Esta actitud generará la imagen de eres una persona que sólo está dispuesta a hacer lo mínimo posible para recibir un salario. Sin embargo, es válido negarse cuando te pidan algo que consideres éticamente inapropiado.

7. Eludir tu responsabilidad

Siempre es mejor que enfrentes las situaciones desfavorables y ofrezcas una explicación objetiva y racional sobre lo que ocurrió. Debes apegarte a los hechos y dejar que tu jefe saque sus propias conclusiones.

8. Contestar “no puedo”

Antes de decir que no puedes, mejor ofrece una solución alternativa: esto delimitará lo que sí tienes la capacidad hacer. Asimismo, cuando algo se complica es muy útil que pidas orientación o ayuda a otra persona.

9. Quejarte del trabajo

Te hace ver como una influencia negativa para la moral de tu equipo de trabajo: además, los jefes saben que siempre hay reemplazos disponibles para cualquier puesto y que nadie es indispensable.

Fuente: bbc.com