Gestión de Talento

4 puntos para comprender la insatisfacción laboral de los millennials

Insatisfaccion laboral millennials
La mayoría de quienes pertenecen a esta generación aspira a convertirse en freelancer o en emprendedor: hacer lo que realmente les apasiona, ser su propio jefe, conseguir un mejor balance entre trabajo y vida personal, y ganar más dinero.

1.- La percepción que los jóvenes tienen de las empresas ha empeorado.

En los años recientes, la opinión que los millennials tenían sobre las motivaciones y la ética de las empresas había mejorado, sin embargo, esta tendencia ha dado un giro radical. Existe un desfase muy grande entre lo que los jóvenes consideran que deben ser las metas de las empresas y lo que ellos perciben que son sus prioridades reales.

2.- La flexibilidad y la diversidad son fundamentales para la lealtad.

Sin duda, un buen salario y una cultura empresarial positiva ayudan a atraer y retener a los millennials. No obstante, factores como la diversidad, la inclusión, y la flexibilidad son también importantes para que se sientan felices con su trabajo.

En este sentido, el trabajo temporal y por proyecto se está convirtiendo en un complemento o hasta en una alternativa atractiva a los empleos actuales que tienen los millennials.

3.- Los trabajadores jóvenes no se sienten apoyados para los retos de la industria 4.0.

Los millennials no están del todo confiados en que triunfarán en el entorno de la industria 4.0. En consecuencia, buscan empleos en empresas que les ayuden a desarrollar los conocimientos que consideran necesarios. Inclusive los conocimientos “blandos”, que serán cada vez más importantes conforme vayan cambiando los perfiles de sus trabajos.

Existe un interés creciente de los líderes en orientar a sus empresas hacia la industria 4.0. No obstante, estos líderes observan que les hace falta comunicarles a sus trabajadores la importancia de ésta. Finalmente, son estos últimos quienes interactúan con la tecnología.

4.- Las empresas no generan lealtad.

Las organizaciones tengan una mayor sintonía en cuanto a objetivos, cultura empresarial y desarrollo personal con esta generación, serán las que con mayor probabilidad podrán captar y retener a los mejores talentos de esta generación. Esto permitirá conseguir los mejores resultados financieros, siempre y cuando las empresas se preocupan por los jóvenes: por capacitarlos para que mejoren y poco a poco aporten más a la compañía sin necesidad de explotarlos.