Digitalización RH Gestión de Talento

Las 11 profesiones del futuro que requerirán estar alineadas a las nuevas ciencias

47% del empleo actual desaparecerá dentro de una o dos décadas, según calcula la Universidad de Oxford y otras instituciones

90% de las profesiones que permanezcan, sufrirán alguna transformación y requerirán la incorporación de nuevas competencias.

Las 4 nuevas ciencias tienen referencia con la tecnología: Nanotecnología, Infotecnología, Biotecnología, Cognotecnología.

Las 11 nuevas profesiones y sus características

Parten de carreras tradicionales que deben complementarse con cursos o posgrados, en las plataformas como Coursera o MiríadaX y que ofrecen una multitud de programas MOOCs gratuitos y completos para seguir aprendiendo.

  • Analistas y programadores de Internet de las cosas (IoT)

Fuerza laboral que en el año 2020 crecerá un 15%, se construirán ciudades y hogares del futuro, por lo que se requerirán profesionales con conocimientos analíticos, de programación y lógica, con capacidad para sacarle partido a la llegada de estas tecnologías y con una formación en ingeniería e informática, así como amplios conocimientos de programación, Internet de las cosas, y biga data.

  • Arquitecto de nuevas realidades

Según los pronósticos de la realidad aumentada en 2020, se invertirá más de 100 mil millones de dólares, al igual la realidad virtual tendrá otra inversión importante que demandará mucho empleo, en el ámbito militar, y sobre todo en las empresas. La realidad virtual son de perfiles de personas con conocimiento en el desarrollo de videojuegos, sociología y psicología. Con formación en programación, gamificación, realidad virtual y complementados con nociones de humanidades.

  • Científico de datos

El big data es ya una realidad del presente, tecnología que en 2015 generó un negocio global de más de 120.000 millones de dólares y los próximos años seguirá creciendo. La aplican empresas y administraciones de mayor y menor tamaño, su futuro está ligado al desarrollo del Internet de las cosas, profesionales con conocimientos analíticos, de programación y lógica, así como su formación en matemáticas o estadística y especializados en aplicar sus disciplinas a las nuevas tecnologías.

  • Diseñador de órganos

La lista de espera para recibir órganos es alta, sin embargo, ya se utiliza la impresora 3D para los órganos sencillos y pronto se hará para los más complejos, por lo que hacen falta profesionales del mundo de la medicina que ayuden a consolidar esta tecnología y, sobre todo, que se convierta en algo al alcance de todos. Importante destacar la evolución del médico tradicional, su perfil debe complementarse con amplios conocimientos en 3D para trasplantes y experimentos médicos, bioimpresión, que estar al día investigando los nuevos materiales y técnicas para lograrlo.

  • Robotista

Su evolución es el resultado del costo de la robótica, que ha bajado un 27% en la última década y se espera un 22% adicional en la siguiente, así como de los avances provocados por las mejoras tecnológicas en los chips de silicio, sensores y computación. Se requerirá un profesional con conocimientos de ingeniería y ciencias de la computación que profundice en el desarrollo de robots con estabilidad dinámica, inteligencia y capaces de empatizar con quienes los necesitan. Su formación en base a ingeniería e informática tendrán que sumar a una permanente revisión de los avances en áreas como el Internet de las cosas, la inteligencia artificial o la impresión 3D.

  • Diseñador de redes neuronales robóticas e inteligencia artificial

La inteligencia artificial moverá en 2020 un volumen global de 70.000 millones de euros, según datos de la consultora especializada IDC, siete veces más que en la actualidad. En esta industria tendrá que haber personas especializadas en el funcionamiento de nuestro cerebro y en la tecnología necesaria para replicarlo de forma artificial y su avance tenga aplicaciones concretas y útiles. El diseñador de redes neuronales debe tener conocimientos lógico-matemáticos, de programación y, de ser posible de filosofía para el desarrollo de nuevas aplicaciones sobre esta tecnología.

  • Terapeuta de empatía artificial

Uno de los campos en los que avanza más la robotización será el de la formación y el apoyo a personas con necesidades especiales, cognitivas, motoras o sensoriales. Aquí no se convierten en un competidor frente al profesor o el terapeuta, sino una herramienta de ayuda para que pueda alcanzar sus objetivos. Con los robots las terapias se harán necesarias personas con conocimientos de psicología, sociología, psiquiatría y por supuesto, las nociones necesarias de programación y tecnología.

  • Impresor 3D

Su capacidad transformará a muchos modelos de negocio tradicionales completamente consolidados. Se necesitarán profesionales en todos los sectores de actividad, con conocimiento sobre las herramientas de impresión 3D, capaces de imaginar e inventar qué más se puede hacer con ellas. A medida que se desarrolle la impresión 3D se combinará con otros avances, por lo que será necesario saber también de robótica o Internet de las cosas.

  • Protésico robótico

Gracias a la llegada de los exoesqueletos mecánicos ya no hay por qué resignarse. Las prótesis robóticas también proporcionan la posibilidad de devolver miembros con todas sus funciones y controlados por la mente de quienes los perdieron. Significa que serán necesarios profesionales con conocimientos de robótica, impresión 3D, biología, avances en telepatía y telequinesis con tecnologías informáticas. El perfil será el de un médico o profesional de la salud familiarizado con esta tecnología.

  • Ingeniero de nanorobots médicos

La nanomedicina, está experimentando con el empleo de nanorobots, entre otros usos, para transportar fármacos dentro del cuerpo, por lo que en 5 años se recurrirá a los nanobots cerebrales para prevención de ataques epilépticos. Los trabajadores del mundo médico con conocimientos multidisciplinares que abarquen tanto la ingeniería, computación, biología y el conocimiento tradicional de la práctica médica serán necesarios. La evolución de las profesiones como la de médico y biólogo tendrán que complementar sus conocimientos con otros de robótica, y saber qué efectos puede tener la nanotecnología dentro del cuerpo humano.

  • Abogado especializado en drones y ciberseguridad

El potencial de tecnologías como los drones o el Internet de las cosas son enormes. Sin embargo llegan con muchos retos y riesgos, sobre nuestra seguridad y la de nuestras empresas. Por ello, hace falta un marco regulador y profesionales que permitan su expansión, pero que también controlen y limiten lo que las personas sin escrúpulos podrían llegar a hacer con ella, para ese nuevo marco legal necesitamos abogados con conocimientos de tecnología y regulador, que sean conscientes del impacto de estos avances sobre nuestras vidas y negocios.